Grupo Cadelga | La Reserva del Hombre y la Biosfera del Rio Plátano
50057
post-template-default,single,single-post,postid-50057,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive

03 May La Reserva del Hombre y la Biosfera del Rio Plátano

La Reserva del Hombre y la Biosfera del Rio Plátano (RHBRP), ubicada en la región nor-oriental de Honduras, entre los departamentos de Colón, Gracias a Dios y Olancho, con una extensión de 832 mil hectáreas, posee una alta biodiversidad en más de 30 ecosistemas terrestres y marino-costeros, además de la diversidad cultural, representada por una población predominantemente indígena y afro descendiente (Miskitu, Pech y, Garífuna).

Esta reserva de biosfera fue establecida en 1980 por el Decreto 977-80, y declarada en 1982 como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO). En 1997, el Decreto 170-97 amplió los límites de la Reserva. En el año 2012 la UNESCO inserto a la Biosfera del Río Plátano en la lista de sitios de patrimonio en peligro por la degradación de los recursos naturales, ocasionada principalmente por cambios del uso del suelo provocado por el fenómeno de la migración y consecuente avance de la frontera agrícola hacia la reserva.

Por tratarse del área protegida considerada por expertos como la más importante y emblemática del país y frente al fuerte deterioro y destrucción, que sufren los recursos naturales y la cultura autóctona en ella representada, se necesitan tomar medidas oportunas y planificar la ejecución de acciones mejor dirigidas a confrontar los peligros que asechan la reserva y en definitiva mejorar las condiciones para disminuir el nivel de deterioro y destrucción que hoy se presenta y con ello permitir que la reserva se mantenga en el sitial de patrimonio de la humanidad que su riqueza natural y cultural le conceden.

 ¿Por qué necesitamos conservar las Reservas de Biosfera?

 

 

Para conservar la diversidad biológica. Las presiones humanas sobre los recursos de tierra y agua están reduciendo considerablemente la diversidad de genes, especies vegetales y animales, ecosistemas y paisajes del planeta. Esto amenaza el bienestar humano, ya que la biodiversidad es la fuente potencial de alimentos, fibras, medicamentos y de materias primas para la industria y la construcción. Constituye una riqueza irremplazable para la investigación, la educación y la recreación para toda la humanidad. Las áreas centrales y las zonas de amortiguamiento de las Reservas de Biosfera sirven como santuarios para salvaguardar muestras de la biodiversidad de las principales regiones biogeográficas del mundo, y como referencia y sitios de estudio para ayudar a mejorar nuestros conocimientos sobre la biodiversidad.

 

 

 

Para mantener ecosistemas en buen estado. Las Reservas de Biosfera, que pueden representar grandes áreas terrestres y acuáticas, contribuyen significativamente al mantenimiento de los sistemas de apoyo a la vida y que sirven para evitar la erosión del suelo y mantener su fertilidad, regular el flujo de los ríos, recargar los acuíferos, reciclar los nutrientes y absorber los contaminantes del aire y del agua.

 

 

Para comprender mejor los sistemas naturales y cómo están cambiando. Es posible realizar investigaciones sobre la estructura y la dinámica de los sistemas naturales mínimamente perturbados en las áreas centrales de las Reservas de Biosfera, y comparar con el funcionamiento de paisajes afectados por la actividad humana en las áreas de amortiguamiento y de transición. Tales estudios, cuando se realizan a largo plazo, muestran cómo estos sistemas pueden cambiar en el tiempo. El establecimiento de parcelas similares de monitoreo a largo tiempo, y la armonización de métodos y mediciones permiten comparar resultados regional y mundialmente. La información así obtenida nos permite comprender mejor los cambios ambientales globales.

 

 

Para aprender sobre las formas tradicionales de uso de la tierra. En muchas partes del mundo, las poblaciones han desarrollado, al correr del tiempo, prácticas ingeniosas de uso de la tierra que no agotan los recursos naturales y cuyo conocimiento puede ser de gran valor para los sistemas modernos de producción. Las Reservas de Biosfera son zonas donde tales poblaciones pueden mantener sus tradiciones al tiempo que mejoran su bienestar económico a través del uso de tecnologías apropiadas tanto cultural como ambientalmente. Además, tales sistemas tradicionales son altamente útiles para conservar antiguas razas animales y variedades vegetals que constituyen un reservorio inestimable de genes para la agricultura moderna.

 

 

Para compartir los conocimientos sobre cómo gestionar los recursos naturales de una manera sostenible. Investigar para encontrar prácticas de uso de la tierra que mejores el bienestar humano, sin degradar el ambiente, es un objetivo primordial de las Reservas de Biosfera. Las lecciones aprendidas son difundidas a través de acciones de formación y de demostración en el terreno. Entonces, ellas pueden aplicarse en el área de transición y fuera de ella. Funcionarios gubernamentales, científicos nacionales y extranjeros, visitantes, lo mismo que los líderes comunitarios locales, pueden todos beneficiarse de la experiencia adquirida. Así las Reservas de Biosfera sirven para compartir conocimiento y habilidades en los ámbitos locales, nacionales e internacionales.

 

 

Para cooperar en la solución de problemas relativos a los recursos naturales. Un obstáculo importante para reconciliar el ambiente con el desarrollo es la estructura sectorial de nuestras instituciones. Las Reservas de Biosfera constituyen unos lugares donde pueden debatirse los conflictos de intereses por parte de todos los grupos interesados: funcionarios locales, propietarios de terrenos, asociaciones de conservación de la naturaleza, responsables gubernamentales, científicos, agricultores locales, pescadores, empresas privadas, etc. – todos deben trabajar juntos para encontrar los mecanismos apropiados de coordinación para planificar y gestionar la Reserva de Biosfera. Por lo tanto, las Reservas de Biosfera proveen oportunidades para la solución de conflictos que pudieran aplicarse en otros temas de desarrollo de tierras y aguas.

No Comments

Post A Comment